En Blog

En el post anterior hablaba de los usos que puede darse a una cámara espia y terminaba comentando que dependiendo de para qué la necesitemos debíamos escoger un modelo y otro. Por eso quería escribir este post para contaros los tipos de cámaras ocultas que hay y ayudaros a la hora de escoger la más adecuada.

Por un lado podemos encontrar los llamados relojes espía. Hay numerosos modelos para todos los gustos, con modelos para hombre y para mujer, deportivos o elegantes… El detalle es tal que no distinguirías un reloj normal de uno con cámara. Y sin embargo, es una herramienta que siempre llevas encima y que te permite sacar fotos de incluso 30 megapíxeles, grabar vídeos en Full HD y por supuesto también el sonido. Su accionamiento resulta discreto, para poder hacerlo funcionar sin levantar sospechas. Estos dispositivos son ideales para grabar acciones en movimiento, que no solo ocurren en un lugar determinado.

Para grabar escenas en un lugar fijo, por ejemplo la caja registradora de un comercio, tenemos la versión de los relojes de pared espía. Los miras, los vuelves a mirar, y ni un ojo crítico sabría diferenciarlos de un reloj de pared normal y corriente, pero lo cierto es que incorporan cámara y micrófono para tomar vídeos y fotos. Además tienes un modelo Wifi que envía a tu smatphone, Tablet u ordenador las imágenes en tiempo real.

También hay despertadores espía y relojes de mesa para colocar en dormitorios sin llamar la atención, que suelen incorporar sensor de movimiento, de manera que si alguien pasa a tu habitación mientras no estás en casa se inicie la grabación sin que se encienda ninguna luz ni haya ningún sonido que lo delate. Estos son muy útiles por ejemplo para saber si se puede confiar en las personas que has contratado en tu hogar.

Entre las versiones de cámaras móviles que graben allá donde te encuentres también tienes bolígrafos espía al más puro estilo agente 007. O modelos de llaves de coches o llaveros, algo que siempre se lleva encima y no llama la atención cuando se saca.

En el coche también puedes realizar interesantes grabaciones. Si te gustaría saber quién es el gracioso que te ha pinchado una rueda o que cada cierto tiempo te raya la carrocería para poder actuar, te vendrá muy bien un kit antivandalismo, con el que podrás pillarle in fraganti, ya que empieza a grabar cuando detecta movimiento. Pero si lo que necesitas es hacer grabaciones de conversaciones o hechos que se produzcan en el vehículo, hay múltiples modelos de cámaras para coches que pueden esconderse en cualquier objeto y que se activan cuando detectan sonido.

Pero las novedades en el mundo de las cámaras espía y el cada vez menos tamaño de los dispositivos de grabación han hecho que prácticamente cualquier objeto pueda llevar escondida una cámara. Desde pendrives, ideales para entornos de oficina, hasta percheros que capten imágenes fijas en domicilios o entornos de trabajo. Botones que pueden abrocharse en cualquier ojal a la vez que aporten imágenes de gran calidad, o pines graciosos que se colocan en solapas o camisas. Discretos marcos de fotos espía, útiles cargadores de teléfono para varias marcas, o adaptadores de enchufes. ¡El objeto menos pensado puede convertirse en una útil cámara oculta!

Con esta enorme variedad de oferta, como ves no tienes más que decidir cuál de todas te puede resultar más útil porque vaya a ser más discreta y pasar completamente inadvertida, y colocarla en un lugar donde te asegures que vas a tener la mejor perspectiva de lo que quieres grabar.

Y esto es todo por hoy… ¡nos ‘seguimos la pista’ en el próximo post!

Últimos Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search