En Blog

El Diario Noticias de Guipuzkoa se ha hecho eco de la reciente noticia relativa al Museo de San Telmo. El edificio, emblema de la cultura vasca y principal centro de exposiciones de la ciudad de San Sebastián, acoge en su seno piezas de etnografía y bellas artes. Esta semana se ha visto en el centro del huracán tras conocerse que el Ayuntamiento de Donostia tendrá que adecuar el sitio a la normativa de seguridad e incendios. Aunque fue sometido en 2007 a un ambicioso trabajo de ampliación y reforma que duró en torno a los tres años, la galería se verá obligada a realizar obras en varios sectores y en ambas plantas, así como en los accesos y salidas. Según se estima, el proyecto tendrá un coste de más de medio millón de euros y se llevará a cabo en un plazo de dos meses y medio.

Reformas previstas

Entre las reformas previstas se encuentra la de añadir accesos a las salas de exposiciones, cambiar puertas y cristales o revestir las paredes de madera para prepararlas ante un posible incendio. Además, el uso de algunas salas de la planta baja que suelen estar destinadas a exposiciones de carácter temporal y el patio para debates o conferencias con una gran cantidad de público obligan a retocar el plan de evacuación. Éste incluye crear nuevos sistemas de detección y prevención contra incendios, así como cambiar las puertas de acceso a las salas. Asimismo, vidrios que separan los distintos sectores también deben ser modificados de cara al cumplimiento de dicho plan. Los problemas a los que se enfrentaría el Museo de San Telmo ante un posible fuego vienen siendo detectados desde hace cinco años, cuando comenzaron las ampliaciones en el edificio. Desde entonces, el Ayuntamiento de la localidad ha encargado diferentes informes a fin de conocer el estado del conjunto de acuerdo al cumplimiento de la normativa vigente.

Medidas de seguridad

El Museo de San Telmo tenía prevista una mejora de los sistemas de seguridad frente a posibles incendios que incluyen la expulsión de agua que quedó desestimada debido al impacto estético que causaría. En su defecto, se creará una almacén ignífugo como alternativa, además de elementos cortafuegos en los conductos de ventilación y se reforzará el sistema de extracción de humos. A todo ello se debe sumar la instalación de nuevos extintores en diversas zonas del edificio, y el cambio del revestimiento exterior en la fachada metálica. El inmueble ya ha presentado diversos problemas desde su creación. Tras la apertura del Museo, comenzaron las humedades y el ruido a causa del suelo. En un primer momento se optó por colocar espuma pero no solucionó el problema y hubo que cambiar el suelo de la primera planta.

Presupuesto estimado de la obra

Las nuevas reformas en pos del cumplimiento de la normativa contra incendios y de seguridad en el Museo de San Telmo es elevado. Tendrá que hacerle frente el Ayuntamiento de Donostia, frente al lógico descontento de los habitantes de la localidad, puesto que tras la apertura del nuevo edificio se detectaron desperfectos por valor de 800.000 euros. La responsabilidad de estos errores se encuentra a día de hoy en manos de los tribunales pendiente de resolución. En total, se estima que en lo referente a actuación contra incendios tendrá un coste en torno a los 63.000 euros. Sectorizar espacios para el cumplimiento del plan de evacuación asciende a los 55.700 euros y debemos sumarle otros 48.200 del alumbrado de emergencia. Los revestimientos de superficies superarán los 46.000 euros de presupuesto y la modificación y creación de accesos y puertas rondará los 85.000 euros.

Últimos Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search