En Blog

Las cámaras ocultas son mucho más que una herramienta para detectives y espias. Con una camara espia puedes captar imágenes sin ser detectado, y eso puede tener unas utilidades muy variadas tanto a nivel empresarial como a nivel particular.

Por ejemplo, gracias a las camaras espia puedes saber cómo se comporta el personal que trabaja en tu casa cuando te encuentras fuera. Porque la asistenta, la cuidadora de mayores o la canguro de tus hijos puede no tener un comportamiento ejemplar cuando no estás delante. Son muchos los casos en los que gracias a estos dispositivos con variadas formas que los hacen casi indetectables se ha podido probar que no realizaban su trabajo de forma correcta o incluso que estaban cometiendo algún tipo de delito, como hurtos o maltrato. Porque desgraciadamente abrir las puertas de tu casa a otras personas implica siempre un riesgo, pero gracias a las cámaras espía puedes estar más tranquilo porque sabrás siempre qué ocurre en tu domicilio aunque no estés.

También en los centros de trabajo es legal instalar cámaras para controlar a los trabajadores, aunque en este caso, y aunque estén ocultas visualmente, siempre hay que avisar a los trabajadores de que pueden estar siendo grabados o que es una zona de videovigilancia, y por supuesto no pueden colocarse en baños o vestuarios.

Sirven como medida de seguridad, por ejemplo para grabar la caja registradora o el género de mayor importe en los comercios. Se puede avisar a la policía en tiempo real, y además al no saber que están siendo grabados, probablemente sea más fácil la identificación de los ladrones y la recuperación de la mercancía (no se taparán la cara o esquivarán la cámara si no saben que hay una). Y si no, siempre puede ayudar de cara a los seguros para justificar que se ha producido un robo en el establecimiento.

En las casas particulares se pueden usar también con esta finalidad: cuando te vas de vacaciones y dejas la casa vacía, puedes dejar funcionando una camara espia con sensor de movimiento, y algunas incluso te mandan al móvil las imágenes si es que han detectado alguna anomalía, para poder informar a la policía de que se está produciendo un robo.

También pueden servir para demostrar una situación en la que no cuentes con pruebas, como acoso sexual, acoso laboral o mobbing, bulling y otras situaciones parecidas. Gracias a la discreción de los dispositivos de cámara espia puedes grabar lo que esté ocurriendo sin alarmar a la otra persona y que actúe como siempre, de manera que puedas demostrar el delito o falta que esté cometiendo.

En esa misma línea de utilización para recabar pruebas y para la investigación para los periodistas las cámaras ocultas habían demostrado ser una herramienta de trabajo muy útil, porque no se dice lo mismo cuando se supone que están grabándote que cuando no. Así se han sacado a la luz numerosos casos de irregularidades o corrupción. Sin embargo, una sentencia de 2012 del Tribunal Constitucional declara su uso como ilegítimo.

En cualquier caso, una vez que sepas el uso que vas a darle a esa camara espia, puedes pensar qué modelo es más adecuado para cumplir su misión. ¿Vas a necesitas un modelo que dejarás fijo grabando un punto o un modelo móvil que te permita llevarla encima? Ten en cuenta en los modelos de camaras fijas el asegurarte de la correcta colocación para que se incluya la acción principal en el plano (por ejemplo, que se vea bien a la caja registradora o a la puerta de acceso), no vaya a ser que después de conseguir las pruebas solo hayas grabado el techo de la habitación…

Desde luego tienes a tu disposición numerosos modelos que pueden adaptarse perfectamente a cualquier necesidad: relojes espia, bolígrafos espia, mecheros con camara y micrófono… Pero para no alargarme demasiado, os cuento otro día cómo escoger la mejor cámara espia según el uso que quieras darle…

Así que esto es todo por hoy… ¡Nos ‘seguimos la pista’ en el próximo post!

Últimos Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search