En Blog
El guardaespaldas de los más débiles: el oso espía
5 (100%) 1 vote[s]

En el anterior artículo os hablamos de los usos que les podéis dar a las cámaras ocultas para proteger a los miembros más vulnerables de la familia cuando se quedan a cargo de otras personas. Hoy os hablaremos de otra forma de llevar una cámara oculta allí donde vaya, para esas ocasiones en las que no esté en casa: el oso espía.

La verdad es que podríamos hablar de peluches espía, ya que en realidad ¡podemos convertir en espía a cualquier peluche!

Los acompañantes perfectos fuera de casa

Muchas veces los cuidadores no vienen a casa, a veces tenemos que llevar a los niños a la guardería, o a nuestros mayores a una residencia o centro de día. En definitiva, no siempre vamos a poder contar con las cámaras ocultas de casa para controlar el trato que reciben nuestros familiares dependientes. Los osos de peluche espía pueden ayudarte en esas ocasiones, aunque obtendremos mejores resultados si la persona cuidada colabora con nosotros.

Sabemos que esto no siempre es posible porque a veces los niños son demasiado pequeños o porque nuestros mayores sufren ya de demencia senil u otro tipo de patología que le impide ser nuestro cómplice. Sin embargo, siempre que sea posible, sería positivo que el niño o el anciano esté al tanto de que su oso espía está ahí para protegerle si alguien quisiera hacerle daño, y que entienda que puede contarnos lo que sucede a través de él.

Ello facilitaría mucho las cosas, ya que al cuidador o cuidadora le diremos que el peluche es el compañero inseparable de nuestro hijo o familiar y que debe llevarlo a todas partes cuando salga de casa para sentirse seguro. Esto resultará mucho más creíble si la persona cuidada actúa como si así fuera. Además, el oso espía tiene que enfocar al cuidador y el entorno que rodea a la persona dependiente, lo cual sería más sencillol de conseguir con un colaborador directo.

Por supuesto, si podemos contar con ellos como cómplices, igual de importante será explicarles que guarden el secreto de que su peluche favorito es en realidad un oso con cámara espía. Tanto para niños como para adultos, debes exponerlo como algo divertido y hacerle sentir el o la protagonista de su propia peli de espías, evitando preocuparle o asustarle con tus dudas sobre la persona que cuida de él o ella.

Los peluches espía pueden comprarse en tiendas especializadas como La Tienda del Detective y del Espía, donde podrás encontrar una gran variedad de diseños y de configuraciones técnicas, con peluches cosidos a mano y cantidad de opciones de personalización. De hecho, pueden convertir en peluche espía cualquier muñeco que quieras. Contacta con sus profesionales para obtener más información o asesoramiento.

Últimos Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search