En Blog

Un contador de monedas es imprescindible en cualquier tipo de comercio, grande o pequeño, para llevar una correcta contabilidad, ahorrar tiempo y esfuerzo que puedes dedicar a otras tareas, y tener siempre nuestras finanzas bajo control.

Desde luego se trata de una inversión necesaria y que amortizaremos en muy poco tiempo, sobre todo si solemos manejar grandes volúmenes de monedas.

En el mercado podemos encontrar contadores de monedas automáticos y manuales pero nos centraremos en los automáticos porque de lo que se trata es de ahorrarnos tiempo y evitar posibles errores humanos a la hora de totalizar la cantidad de dinero. Los contadores manuales más que “contadores” son organizadores de monedas que nos facilitan el trabajo de conteo, pero los automáticos realizan todo el proceso por sí solos de forma electrónica.

¿Qué características debemos buscar en un contador de monedas?

Un contador de monedas básicamente va aspirando las monedas que se colocan en su contenedor o tolva y las clasifica y separa por cajetines informando de la cantidad de monedas y/o dinero registrada.

Este es el mecanismo base pero luego cada modelo puede incorporar extras que resultan muy útiles y en los que merece la pena reparar. También hay contadores de monedas que no clasifican, sólo cuentan el total de monedas y dinero, pero esos no resultan prácticos para negocios ni personas que manejen grandes cantidades de dinero.

Os dejamos un video para que podáis ver mejor el funcionamiento tan sencillo de un contador de monedas. https://www.youtube.com/watch?v=Vhv668YeQKo

Los aspectos comunes varían de un modelo a otro y pueden marcar la diferencia. Estos son los detalles básicos que siempre debemos tener en cuenta antes de elegir nuestro contador de monedas:

  • Capacidad: la capacidad máxima de monedas que es capaz de gestionar de una vez y si acepta que se le vayan añadiendo más a medida que las va absorbiendo.
  • Velocidad de conteo: hay máquinas que son capaces de contar 200 monedas por minuto, mientras que otras llegan a 500 o incluso 600 monedas por minuto. Cuanta más velocidad, más cara será. Todo depende del volumen de monedas que vayas a necesitar manejar.
  • Pantalla: la pantalla es la forma en que la máquina se comunica con nosotros, informándonos sobre la cantidad de monedas contabilizadas y el monto de dinero equivalente. Hay modelos que proporcionan más información que otros, también porque cuentan con funciones extra.
  • Contabilización: en un contador de monedas hay muchos aspectos que se pueden contabilizar pero no todos los modelos los proporcionan. Se puede contabilizar el número total de monedas, el total de dinero, el número de cada tipo de moneda, el total parcial por tipos de moneda; también se puede contabilizar al final del conteo o ir informando a tiempo real de cada moneda que se va contabilizando.
  • Tamaño de los cajones clasificadores: si los cajones son demasiado pequeños, de nada nos servirá tener una máquina capaz de contar 500 monedas porque los cajones empezarán a rebosar antes de que termine el conteo.
  • Electricidad y/o batería: la mayoría de contadores de monedas funcionan con electricidad enchufándolos a la toma de corriente pero hay algunos modelos más pequeños, pensados para poder ser llevados de un sitio a otro, que funcionan con pilas o batería recargable.
  • Divisas: hay contadores de monedas que son capaces de trabajar con distintas divisas pero la mayoría están programados para trabajar con una moneda en concreto.
  • Peso y tamaño: son objetos robustos que suelen pesar bastante. El tamaño depende más de aspectos como la capacidad pero, por lo general, están pensados para que tengan un lugar fijo en nuestra oficina o negocio.

Además, hay modelos que incorporan funciones extra que pueden merecer mucho la pena dependiendo de nuestras necesidades, como pueden ser las funciones de programación y la parada automática.

Las funciones de programación te permiten definir límites para que la máquina se pare y avise al llegar, o paradas, que te dan la oportunidad de retirar las monedas ya clasificadas para, por ejemplo, hacer paquetes de monedas y reanudar el conteo.

Gracias a la función de parada automática, si algún compartimiento está lleno de monedas, la máquina se detiene automáticamente, continuando por donde se había quedado una vez reinicies la marcha.

El contador de monedas de la tienda online es una muy buena opción para tu negocio con una magnífica relación calidad-precio. No dudes en consultar a sus profesionales cualquier duda que te pueda surgir, estarán encantados de atenderte.

Últimos Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search